Camino de Santiago (Frances), Sarria – Portomarin

16 de agosto 2018: Etapa 1;  Sarria – Portomarin

La primera etapa del recorrido mínimo del Camino de Santiago en el el camino francés recorre el espacio comprendido entre Sarria y Portomarin.

Este recorrido es algo especial para todos los peregrinos que comienzan en la localidad de Sarria, aquí es donde dan sus primeros pasos y donde se va a ir perfilando la personalidad del peregrino, si viene de forma religiosa, turística, deportiva, espiritual… todas las razones deben de respetarse y es precisamente el respeto lo que debe de imperar entre los peregrinos.

Esta etapa ademas es muy bonita, llevándonos entre bosquecillos, sombras y algunas huertas, siendo una etapa en la que exceptuando al principio que hay una bajada y una subida al salir de Sarria, no tiene grandes repechos.

El día que yo la hice, el 16 de agosto, había un 97% de humedad y se hacía extremadamente difícil respirar en la subida, pero una vez arriba todo comienza a ir muy bien.

Lo interesante de esta etapa es que esta llena de tiendas y bares donde poder parar a comprar o descansar, así como varios albergues por mitad del camino, que suelen ser más fáciles para encontrar alojamiento.

El recorrido y las vistas son preciosos, además cruzamos el mítico mojón del kilómetro 100 donde es típica hacerse una foto.

Poco despues encontramos una antigua casa donde su dueña tiene comida y mesas por donativo y donde puedes descansar un poquito si así lo deseas.

Ten en cuenta que cada vez habrá menos lugares que funcionen con donativo y que imponen precios, de hecho creo recordar que esta casa y al principio de la cuesta de Sarria son los únicos sitios que ofrecen comida por donativos.

Siempre debes de recordar ir sellando tu credencial ya que ira teniendo cada vez un aspecto más personal y además ter servirá una vez llegues a Santiago. No serías el primer peregrino que se queda sin su certificado por que ha perdido, olvidado en un albergue o en su mochila la credencial.

En este trayecto yo estuve andando varios kilómetros solo y es en esos momentos cuando empiezas a disfrutar de verdad el camino… aunque siempre hay turigrinos, como llaman los hospitaleros, que van por el camino que parece que están en una fiesta, gritando e incluso con música.

La etapa termina con una bajada al embalse del río Miño que ocultó el antiguo pueblo de Portomarin y del cual algunos edificios fueron trasladados piedra a piedra hasta el nuevo emplazamiento alejado de la superficie de las aguas.

Se trata de un pueblecito encantador, donde si desaparecieran los albergues se quedaría en la iglesia el ayuntamiento y un puñado de casas como las de las aldeas que se han ido cruzando durante la etapa, por lo que se encuentra lleno de peregrinos.

Aquí puedes comer en muchos de los bares que hay alrededor de la plaza principal, que tienen menús del peregrino por unos 9 euros y que consisten en:

  • primer plato (sopa, pote gallego, ensalada o pasta) y de lo que se puede repetir varias veces
  • segundo plato (generalmente algo de carne o pescado)
  • bebida
  • postre

También hay una farmacia y una clínica del pie donde algunos peregrinos acuden a que le revisen los pies.

Consejo Nómada: Cuando reserves aquí tu albergue mira que tipo de albergue es y en internet sus fotos y críticas, hay algunos de pago que son como barracones militares llenos de camas, donde los ronquidos se escuchan desde la otra punta de la nave, sin apenas enchufes y que incluso cierran sus puertas antes que los públicos.

 

Leave a Reply

Responsable » Miguel Ángel López Torralba
Finalidad » Contactar conmigo y enviarte mi contenido.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatario » MailChimp, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy.
Derechos » Acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos cuando quieras.