Sevilla, Archivo de Indias y plaza del cabildo

Sevilla, Archivo de Indias y plaza del cabildo

Me encuentro viviendo en Sevilla desde hace ya algún tiempo y he decidido ir haciendo algunos vídeos y entradas sobre esta ciudad que fue declarada como una de las mejores para visitar en 2018 por Lonely Planet.

Hoy quiero enseñaros lo que es el Archivo de Indias, aunque en el vídeo lo llame en alguna ocasión Puerto de Indias, junto con la Plaza del Cabildo.

Consejo Nómada: Además vais a ver como simplemente paseando por la calle se te acercan algunas mujeres que te quieren regalar romero. NO LO COJÁIS, es algo típico que luego te leen la fortuna, todo muy amable y sin que te des cuenta para luego pedirte dinero, generalmente 10 euros pero he llegado a ver que piden hasta 20, y podéis veros en un momento en lió importante ya que muchas veces hay grupos de vigilantes de estas mujeres cerca que te intentan intimidar para pagar por el servicio recibido. En el vídeo se me escucha desehechar una y otra vez la oferta de una de estas mujeres.

Siguiendo con la visita, os puedo contar que el Archivo de Indias es un lugar que me fascina, en el se puede ver una arquitectura fantástica,  y muchas exposiciones, de hecho para mi una de las cosas favoritas que se pueden ver es una maqueta con todo detalle del Santísima Trinidad (espero que la foto de aquí abajo haga justicia a la maqueta)

Este edificio fue abandonado después de la peste que asoló la ciudad (S. XVII), siendo ocupado por personas de baja estofa, sin techo y donde se movían negocios bastante turbios, pero más tarde fue rehabilitado y al mismo se trajeron todos los documentos que tenían que ver con las Indias.

De este modo, el Archivo de Indias, se convirtió en un lugar de gran importancia, que ha sido declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1987 y donde no se hace apología del colonialismo, sino mas bien de la hermandad entre los pueblos.

 

Continuo luego mi paseo hasta la Plaza del Cabildo, que es uno de los rincones que me parecen más bonitos de la ciudad.

 
Como comenzar a usar una reflex

Como comenzar a usar una reflex

Hace ya un tiempo conseguí mi primera reflex, recuerdo que no sabía usarla, y me pasé todas mis vacaciones en Inglaterra disparando en automático haciendo fotos que no eran mejores que las que puedes hacer con un móvil y de hecho perdí todas las fotos que hice en la catedral de Cambridge…

El Señor de Stonehenge

El Señor de Stonehenge

Pero poco despues, al regresar a España, entré a formar parte de un grupo de photowalk en Sevilla, donde tras la primera salida, en la cual seguía disparando en automático,  comenzaron a ayudarme y a explicarme como funcionaban los tres parámetros más importantes de la cámara para disparar en manual.

Básicamente tienes 4 parámetros a utilizar que tal vez vaya explicando más en profundidad, ya que no quiero convertir esta web en una web de fotografía aunque vaya dando ideas y consejos…

  • ISO: que controla la sensibilidad de la cámara a la luz
  • Abertura: Controla la luz que entra en la cámara
  • Velocidad de Obturación: Controla el tiempo en el cual entra luz en la cámara
  • Compensación de la exposición: Hace que a imagen salga más oscura o más clara.

Bien ahora veamos cada uno de ellos para saber como controlarlos.

ISO

La ISO o sensibilidad a la luz depende la cámara que tengamos pero siempre funciona igual; cuanto más luz tengamos menor ISO podemos utilizar y de ese modo evitaremos que aparezca ruido que son esos granitos que pueden fastidiar una foto maravillosa.

Abertura del objetivo

La abertura del objetivo afecta al enfoque de la fotografía, de este modo cuando mas pequeña es el abertura el número f es mayor y mayor es la profundidad enfocada.

De este modo a forma de consejo, las fotografías a personas suelen tener una apertura muy grande con un f pequeño, de este modo el sujeto principal de la toma queda enfocado y el fondo no, llamando mucho más la atención. En el otro lado del espectro tenemos el ejemplo de una fotografía a un paisaje, que tiene una abertura mas pequeña con un gran f, para que todo quede enfocado.

abertura

Este concepto al principio es desconcertante, pero pronto empiezas a jugar con ello y con los puntos de enfoque de la cámara y lograr resultados impresionantes.

flor

Fotografía tomada en las calles de Sevilla en 2018

Velocidad de obturación

Este es el tiempo que tarda la cámara en hacer la foto, dicho de groso modo, de modo que según lo que pretendamos necesitaremos una velocidad de obturación muy rápida para congelar movimientos o una lenta si queremos tener efectos difuminados.

Yo he de reconocer que soy pésimo para hacer fotos desdibujadas, creo que aun no me ha salido ninguna que merezca le pena de verdad, pero sigo intentándolo.

Lo que si recomiendo es que cuando el tiempo es mayor que 1/50 ya se utilice un tripode o la foto puede salir trepidada (móvida).

Ola

Ola rompiendo en Los Caños de Meca, Cádiz

 

Uniendo las piezas; Compensación de la exposición

Hasta aquí todo es muy fácil, pero ahora viene lo chungo…

Hay que jugar con los tres parámetros anteriores para que la compensación esté en su punto justo, que generalmente es el 0 aunque puede que haya ocasiones que queramos más luz u oscuridad en nuestra instantánea.

compensación a la exposición

A mi me sucedió que perdí todas las fotografías que hice en la Catedral de Cambridge por culpa de este elemento que no podemos modificar independientemente y que consiste en el resultado de los tres anteriores.

Si aprenderemos a utilizar estos parámetros comenzaremos a jugar con nuestra cámara, sabremos como comenzar a usar una reflex, y los resultados de los recuerdos de nuestros viajes serán muchos mejores. Dejaremos de llevar una cámara que nos sirve igual o peor que la del móvil y podremos empezar a tener resultados maravillosos.

Nota: Los diagramas de esta entrada pertenecen al libro «Lea este libro si desea tomar buenas fotográfias» de la editorial Blume y autor Henry Carroll

La verdad sobre los free tour

La verdad sobre los free tour

Hace unos días publiqué la entrada sobre ¿donde me voy de escapada este fin de semana? en el vídeo hablaba sobre contratar un free tour.

Personalmente no estoy a favor ni en contra de este tipo de servicio, considero que cada viajero tiene que elegir su opción; hay que ver el dinero que tenemos, el tipo de ruta que queremos hacer…

Con respecto a los tours, he hecho rutas muy buenas, tanto de pago como gratuitas, y teniendo en cuenta mi economía por ejemplo en Berlín fui a un free tour para conocer por encima la ciudad y hacer luego mi ruta personal, y otro día fuimos con tour de pago al campo de Sachsenhausen.

Pero he visto rutas free que son bastante penosas y parcas, por lo que hay que tener en cuenta cuando se buscan que sean buenas, usar páginas de confianza… y aun así hay que tener claro que no son lo mismo que las empresas profesionales*.

*Esto lo añado tiempo después, ya que la vida me llevó a trabajar como informático en una empresa de actividades turísticas y eso ha hecho que mi percepción cambien bastante, de hecho al ver desde dentro como funcionan los freetours, decidí intentar evitarlos en lo máximo posible, debido a la explotación y presión a la que se somete a los trabajadores (guías), desde este blog se trata de fomentar un turismo no sólo de calidad para el viajero, también una actividad que permita el desarrollo económico de los lugares, dando puestos de trabajo de calidad.

Con todo esto lo que quiero es presentar la primera colaboración en Photonomad, en este caso de Mari Carmen López García, una guía con más de diez años de experiencia y que ha trabajado tanto en el lado de los free como en las empresas de pago.

He tenido el honor de que me haya enseñado el Alcazar de Sevilla y el barrio de Santa Cruz, por lo que puedo decir que es toda una profesional.

Ella nos va a dar su visión sobre el funcionamiento de este servicio y nos abrirá un poco los ojos.


Cuántas veces planeando un viaje queremos hacer una visita a la ciudad, encontrar a un experto que nos enseñe todas esas cosas que no vienen en la guía de viajes. Seguro que muchos habéis pensado en los freetours, esa nueva moda en la que a cambio de una propina te hacen una visita guiada. Te diré algo: Cuando algo es gratis el producto eres tú.

Por eso quiero contaros como funcionan estos presuntos tours gratuitos, porque al final tienes que dar una propina que en la mayoría de las veces supera el precio de una visita guiada de pago.

Seguramente cuando hayas hecho la reserva te enviarán a un punto de encuentro donde te dividirán en grupos. Primer inconveniente, seguro que allí habrá 1.000 turistas que son tan listos (y tan tacaños) como tú y eso obligará a que tu grupo sea bastante numeroso. Imagínate, irás por sitios abarrotados de gente donde suele haber bastante jaleo. Menos mal que al final de la ruta no te hacen un examen porque de mucho no te vas a enterar.

Los freetours por lo general son largos, unas 3 horas mínimo, ¿Y eso? Te preguntarás, pues porque los freetours juegan al desgaste físico, como ya comenté el producto eres tú, los tours son largos con unas paraditas en el bar o cafetería con el que tienen convenio para que tomes un café o vayas al servicio. Te sorprendería la cantidad de gente que consume. Esa estratégica parada también sirve para vender otros productos, seguro que a tus manos llega un folleto con fantásticas excursiones que el guía ya te ha comentado. Esas son de pago, claro está.

La duración del tour responde también a otro oscuro objetivo, empatizar con el cliente, a más tiempo pases con el guía más colegueo habrá entre vosotros, seguro que es super enrollado/a, te cuenta detalles de su vida, mil anécdotas de la ciudad y habrá poca historia y arte, ¿que importa si un edificio es gótico o renacentista? y lo bien que lo estamos pasando!! Obviamente está todo estudiado. Incluso en las empresas más cutres de freetours hay una serie de códigos para ganarse al cliente: ser muy simpático, espontáneo y gracioso es lo más importante.

Bueno y llega el final del tour, el momento de aflojar. Entonces hará 4 horas que empezaste el tour, estarás cansado y el guía hará su discurso final apelando a la generosidad de sus clientes y al buen rollito que hay en el grupo. En ese momento dudas, piensas en que es gratis y terminas dejando casi siempre un billete por persona. Te diré algo: en los freetours se suele ganar bastante dinero, haz un simple cálculo, piensa en lo que tú le has dado y multiplícalo por la marabunta que te acompaña. Después piensa si tú ganas lo mismo al día.

Soy amante de la libertad que cada uno haga lo que quiera con su tiempo y dinero, pero ten en cuenta la próxima vez que una visita de pago puede ser 5€ más cara y que seguramente no intentarán venderte motos, Compras una visita y tienes una visita y el resto de tu tiempo pues para ti, que el estar de vacaciones no significa que tengamos que perderlo. Ya sabes en la época del capitalismo “nothing is for free

Mª Carmen López García

La verdad es que cuando lo piensas te das cuenta de que muchas de las cosas que cuenta suceden de verdad, y aunque no puedo permitirme pagar una ruta cada día que ando visitando una ciudad sí es cierto que pondré más atención e interés en contratar visitas guiadas.

¿Y tu que piensas?

¿Dónde me voy de escapada este fin de semana?

¿Dónde me voy de escapada este fin de semana?

Hola Nómadas, llevaba un tiempo queriendo hacer esta entrada, y es que a quienes se la he contado siempre me han dicho que les parece muy interesante y bueno al final me armé de valor para grabar el primer vídeo en mi casa, aunque salgo un poco desaliñado la verdad. Soy un desastre.

Pero entrando en materia os voy a contar en que consiste este juego que trata de conocer la zona donde uno vive (unos 200km a la redonda), organizando aventuras y escapadas de fin de semana

Hacer las listas de destinos

Es muy importante separar los destinos entre aquellos que serán de ida y vuelta en un mismo día y aquellos que son de hacer noche, solo una o dos noches, no hay que emocionarse que esto son escapadas….

De este modo yo hago dos listas:

  • Salidas de un día
  • Salidas de dos días

Estas listas las pongo en un papel para ir tachando luego los destinos a los que ya se ha ido

Poner los destinos en papeles de colores

Es interesante poner cada destino en un papel y que los elementos de cada lista tengan un color distinto de papel.

De esta forma yo uso los papeles amarillos para escapadas de un día y los verdes para los de dos

Estos papeles lo doblo todos iguales y los meto en un tarro

¿Como elegir destino?

El destino se escoge de forma aleatoria, solo podemos elegir el tipo de destino pero no cual.

Aunque si por ejemplo sale Doñana y queremos ir a hacer fotos de la migración de las aves y es diciembre, podemos volver a ponerlo en el tarro y sacar otro papel, o si es un viaje que necesite comprar entradas… se puede empezar a organizar para la fecha que haya sitio disponible.

Es un juego flexible que no permite hacer pequeñas escapadas, no hay que ir a un sitio que no nos llame nada en un momento dado solo por que salga el papel.

Ademas hay que considerar que los destinos con noche incluida conllevan más preparación cómo la búsqueda de sitios donde dormir, comer… y que puede que no se programen en un rato, ya que es probable que necesiten crear itinerarios, contratar freetours….

Consejo Nómada: Es interesante introducir la ciudad donde vives como destino, trata esta sitio como si fuera de varios días, mira la ciudad con los ojos de un turista, contrata freetours, pasea por sus calles, come en sitios que resulten interesantes. Llevas ventaja y SABES DONDE NO DEBES IR, y ademas tienes sitio para dormir, pero aprenderás muchas cosas de tu ciudad y dejaras de verla como antes e incluso descubrirás cosas que no sabías.

Como podéis ver en el vídeo yo he usado en mis listas lugares alrededor de Sevilla, lugar donde llevo un año y medio y desde donde puedo desplazarme con relativa facilidad a toda mi lista.

Eso sí, sobra decir que si queréis ir a algún sitio en especial lo hagáis más allá del juego, ya que el objetivo de este es organizar escapadas en plan aventura…

¿Y vosotros?¿Tenéis alguna idea adicional para mejorarlo?¿Queréis contar vuestra experiencia?

¡Compartid y dejad comentarios!

Camino de Santiago (Frances) Santiago de Compostela

Camino de Santiago (Frances) Santiago de Compostela

22-07-2018

Este sería mi último día en Santiago, un día que por otra fue bastante interesante.

Al despertarme me duché y desayuné en el albergue, conocí durante el desayuno a una chica de Mexico y a un muchacho Italiano y estuvimos contándonos experiencias y peculiaridades de nuestros distintos países.

La noche de antes me había dado cuenta de que me faltaba una parte muy importante del ritual del peregrinaje, abrazar al santo de modo que me dirigí a la catedral y disfrute de un momento de tranquilidad, era muy temprano para que hubiera gente, de modo que pasee por la catedral, abracé a Santiago y le pedí un deseo como es tradición.

Me fui despues a hacer un poco de turismo, no era mi intención inicial pero acabé visitando algunos lugares de la ciudad, como la estatua de Valle Inclan, alguna universidad que me recordaron muchísimo a las de Oxford, salvando las distancias obviamente, y a pasear por los soportales.

Algunas curiosidades de Santiago

Escuché que un guía contaba la historia de las dos Marías, que se supone que vestían con colores chillones para atraer la atención de los mozos en edad de estudiar. Más tarde ese mismo día Marce y Rosi, mis amigos de allí, me contaron que no era así, que la verdadera historia era que sus hermanos estaban en el monte, acusados por ser rojos, y que a ellas las insultaban, las torturaban y las puteaban hasta límites insospechados… pero que ellas siempre juntas lo superaron todo y que siempre iban de colores vivos, maquilladas y sonrientes, su espíritu nunca fue doblegado aunque rompieran sus cuerpos. Y que fue por eso que se convirtieron en dos personajes muy famosos de la ciudad y por ello el ayuntamiento las premio poniendo su efigie en el parque.

Me enteré también que la última gran reforma de la ciudad tuvo lugar en el S.XVI y que de este periodo son las calles más anchas, e incluso que en muchas casas de la ciudad había escudos con cascos de caballeros encima, que según para donde mirasen definían al dueño como un noble, un rico o un bastardo.

Ya que estoy contándoos historias os contare dos más que Marcelo me contó del camino;

La primera de ellas es el origen del camino;  Marcelo me contó que el peregrinaje se estipula que proviene de las primeras migraciones humanas, buscando el oeste, aunque claro en ese momento solo era por motivos migratorios, y que el camino ya lo hacían los patricios romanos cuando querían ver el final del Imperio, el final del Mundo. Por ello hacían el viaje que iba hasta Finisterre, esta tradición se mantuvo mas o menos hasta que en el siglo XXII el obispo de la ciudad quiso darle importancia a la misma y dijo que allí estaban los restos del apóstol, aunque se sabe que en el sepulcro hay al menos restos de tres personas… pero ¿de verdad tiene eso ya importancia?

Otra es el origen de los cruceiros, que son cruces que hay por toda Galicia, y que según me dijeron, son puntos de poder, donde se enterraron bebes de madres solteras, monjas… un poco sádico ¿Verdad?

Me dí cuenta de que en Galicia se vive la religión de forma muy diferente a como lo hacen los andaluces, ni mejor ni peor, simplemente diferente; los primeros lo hacen de una forma más personal, más intima, donde los antiguos ritos y supersticiones paganos se mezclan con la religión cristiana, y donde todo tiene un valor muchos mas intenso. En Andalucía es todo lo contrario, apenas quedan ritos o criaturas paganas que ronden campos o situaciones y la religión es mucho mas exterior, más ruidosa y más temperamental. La verdad no me imagino a un sevillano en El Rocio acudiendo a una Meiga…

Bueno no quiero perderme y quiero contaros mucho… me dirigí entonces a comer, me habían recomendado un bar llamado Moha donde ponen una tortilla de patatas como tapa para chuparse los dedos, y doy fe de ello…

Una experiencia mística

Estando allí en la terraza del bar, saqué mi cuaderno de viaje y decidí ponerlo al día, y fue en ese momento cuando me dí realmente cuenta de donde estaba, de lo que había hecho, de que había derrotado a muchos de mis demonios en este viaje, que incluso los hospitaleros me dijeron que no importaba de donde venía que yo era un peregrino, y todas esas emociones se desbordaron de repente y sentí la necesidad de volver a la catedral.

Entre en la catedral con los ojos encharcados y recordé lo que un amigo mio siempre me decía; «para curarte del todo lo que te ha pasado tienes que llorar, y hasta que no lo hagas no te recuperarás del todo»

Me senté en un banco de la catedral de Santiago y deje de retener lo que tenía dentro, y no me da vergüenza decirlo, lloré por todo lo que había pasado, por las emociones, por haber superado mi primer viaje en «soledad», por haber roto las barreras que me imponía, por haberme sentido impotente ante la adversidad y haberme logrado mantenerme a flote a duras penas y sobre todo por que era consciente de donde estaba.

Lloré hasta quedarme dormido, una hora para ser exactos, allí sentado en el banco, no es extraño ver a gente llorando de la emoción en la catedral y sus alrededores. Y cuando desperté, me sentí mucho mejor, había dejado mucho atrás, entonces supe que había terminado el camino. Me levanté y me fui al albergue.

La Wonderfulosa historia de Alberto

Llegué al albergue y conocí allí a un peregrino un tanto peculiar, Alberto (suerte allí donde estés con tus sueños), venía desde Lourdes caminando sin dinero, y se dirigía a Finisterre y de allí a Fátima.

Estaba limpiándose, decía. Había dejado su vida anterior como portero de discoteca y una situación familiar personal y familiar que lo llevó al límite, de modo que decidió perderse en una peregrinación para ver que era vivir sin dinero y de lo que puedas encontrar.

Nos contó que había días que no comía, otros días recogía manzanas, o ayudaba a los hospitaleros a cambio de un sitio donde comer, dormir y ducharse. Llevaba la ropa destrozada, unas botas dos números más pequeños de su pie y aun así no se le caía la sonrisa de la boca, decía que ahora era feliz, que quería seguir andando y disfrutando como nunca y que cuando terminase su camino; vendería su coche, compraría un pasaje a Tailandia, y allí terminaría su formación como profesor de submarinismo.

Su historia y su forma de ser nos conmovió al hospitalero y a mi, de modo que subí a la habitación y cogí:

  • Unos calcetines de senderismo sin costuras que yo no había usado
  • Unas agujas hipodérmicas para las ampollas
  • Doble piel para las rozaduras (mejor que el compeed)
  • Pilas
  • Una pastilla de jabón de lagarto que llevaba para que lavará sus ropas

Bajé y se lo ofrecí, no era mucho pero le ayudaría en su aventura, y sorprendentemente lo que más celebró fue la pastilla de jabón…

El hospitalero le preguntó que pie tenía, un 50, e iba andando con zapatillas deportivas del 48, destrozadas y rajadas. Entonces el hospitalero le dijo; «Mira estas llevan aquí tres meses, y no van a venir por ellas. Son un 50, ¿A ver que tal te están?»

Eran unas botas de esas de 300€ que le entraron como un guante y él emocionado quería pagárnoslo, invitarnos a algo pero el hospitalero se negó, sacó tres cervezas y bebimos como hermanos.

Puede que esta experiencia no parezca nada pero significo mucho para mi, ayudar a otro peregrino así es algo que te llena por dentro y te hace sentir parte de algo.

Después de aquello fui a despedirme de Rosi y Marce, los invité y me volví al albergue, al día siguiente tenía el viaje de vuelta pero algo mio se ha quedado en este camino, y estoy seguro de que voy a repetir más de una vez…