Pulseras paracord

Muchos os preguntareis que es eso de las pulseras paracord, pues en esta entrada quiero explicaros que son, de donde vienen y para que sirven, y para ello nada mejor que empezar por una pequeña historia…

Mi abuelo siempre me decía:

«Al campo siempre lleva, algo que corte, algo para hacer fuego y una cuerda»

Aquellas palabras calaron en mi desde muy jovencito y siempre que voy al campo llevo algo de cuerda, un mechero y mi vieja navaja suiza que ha conocido tiempos mejores la verdad, de hecho tal vez se acerque el momento de jubilarla.

De las tres cosas que decía mi abuelo, la cuerda es lo que siempre más me ha costado llevar, siendo claros una cuerda pesa bastante, ocupa sitio y no es algo que se use normalmente, pero cuando hace falta se echa muchísimo de menos.

Es por eso que entre los que andamos por ahí haciendo senderísmo, trenkking, montañísmo… es común llevar elementos hechos de cuerda, muchas veces fabricados a mano por nosotros mismos, regalados y a veces comprados.

De este modo es muy común ver puños de mono colgando de las mochilas, correas hechas con cuerda, ya sean en las mochilas, en relojes… y muchas veces en pulseras.

Estos objetos aparte de decorativos como pueden llegar a ser, son elementos de supervivencia ya que se pueden deshacer y ofrecer una buena cantidad de cuerda que puede llegar a los varios metros.

Aunque hay muchos materiales con los que se hacen estos objetos, lo normal es que estén fabricados con cuerda de paracaídas que aguanta hasta 250K (según el modelo), de modo que imagínate con muy poca cantidad de cuerda las funcionalidades que puedes obtener.

Esto es debido a que estas cuerdas están constituidas por otras siete que pueden ser retiradas y utilizadas de forma independiente.

De este modo las pulseras paracord o pulseras tácticas pueden llegar a tener hasta 3 metros de cuerda que se llevan de forma cómoda en la muñeca.

Usos del paracord

Las cuerdas de las pulseras de paracord pueden utilizarse en diferentes situaciones que nos pueden incluso salvar la vida. Algunos de ellos son:

  • Amarres para refugios improvisados
  • Realizar torniquetes de primeros auxilios (sólo si se saben hacer o de lo contrario puede ser peor el remedio que la enfermedad)
  • Entablillar una extermidar
  • Fabricar parihuelas
  • Utilizar el hilo interior para pescar como sedal o para hacer redes de pesca
  • Colgar alimentos lejos de los animales
  • Amarrar hamacas
  • Utilizar las cuerdas interiores como cuerdas de arco
  • Arreglar mochilas
  • Cargar objetos o transportar leña
  • Cordones de repuesto

Como se puede ver hay multitud de usos para estas pulseras, de hecho algunas en el mercado llevan enganches de click con rascadores, brújulas, cuchillas, silbatos…

Aunque siempre puedes aprender a hacerlas y ademas de llevarlas fabricarlas tu, que seguro que es algo que te da más aliciente.

Por ejemplo en la siguientes imágenes se ve como empiezo a fabricar una con los cordones de unas botas viejas y el resultado final de un puño de mono. (Es posible que próximamente os cuente como se hacen y os muestre diferentes tipos de nudos).

 

 

Leave a Reply

Responsable » Miguel Ángel López Torralba
Finalidad » Contactar conmigo y enviarte mi contenido.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatario » MailChimp, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy.
Derechos » Acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos cuando quieras.