Via Ferrata del Ventano del Diablo

By 27 enero, 2021Senderismo y +

Despertamos aquella mañana en un solar donde habíamos aparcado el coche después de ir a cenar a Cuenca y ver sus famosas casas colgantes.

Aquel día iba a estar lleno de sorpresas y aventuras, pues empezábamos por una vía ferrata K3 y K4 en el Ventano del Diablo, que recibe su nombre por un mirador que hay justo encima.

Acudimos a la cita con la empresa que lo llevaba (GEaventure) y nos recibieron con los brazos abiertos, eran muy simpáticos (no recuerdo sus nombres, tengo que escribir antes de que pase tanto tiempo de las historias…) y nos unimos al otro grupo de aventureros.

Montamos en los coches y fuimos al inicio de la ruta donde nos dieron una pequeña charla de seguridad justo antes de meternos en la ruta ya con los arneses, los cascos y enganchados a las líneas de vida.

La vía empieza bastante sencilla con el río abajo y hay un tramo que se puede hacer andando o en tirolina, nosotros lo hicimos andando, cachis

Hasta ese momento el camino es sencillo pero poco después y tras hacer una S por unas cadenas ya quedas suspendido sobre el agua del río Jucar, que cuando nosotros fuimos tenía un colo azul esmeralda precioso.

De este modo se recorren unos cuantos de metros de forma horizontal hasta un salto que hay que dar para pasar de un soporte a otro sobre una plomada. Esta fue sin duda la peor parte del camino para mi, por que ya llevaba los brazos cansados, el esfuerzo es grande y ademas con los nervios se me olvido cambiar los mosquetones y tuve que volver a saltar atrás para hacer bien el paso y saltar de nuevo a la posición complicada de la plomada.

Justo después de esto termina la K3, sobre una pasarela de madera y donde quienes quieran pueden abandonar antes de subir de forma vertical y comenzar la K4 con sus dos puentes, uno mono y otro tibetano.

Yo no iba a rendirme, tan solo tenía lo brazos un poco cansados y tomé la K4 con muchas ganas, allí subiendo y trepando por las rocas hasta el primer puente y luego de forma más relajada hasta el segundo en un abrigo de roca.

La vía ferrata del Ventano del Diablo termina con con giro de mas de 270 grados, el cual puede disparar la adrenalina de mas de uno, sobre la roca y un ultimo ascenso donde los guías pueden ayudarte con una polea antes de salir fuera y darte cuenta de lo que acabas de hacer y como en mi caso sentirte emocionado.

Después de aquello todo el grupo nos fuimos a un restaurante a comer y nosotros después de aquello a… Bueno eso es otra historia!

Leave a Reply

Responsable » Miguel Ángel López Torralba
Finalidad » Contactar conmigo y enviarte mi contenido.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatario » MailChimp, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy.
Derechos » Acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos cuando quieras.