Como elegir la esterilla, aislante y colchoneta para montaña o acampada

Es muy importante saber elegir la esterilla, aislante y la colchoneta para montaña o acampada, para evitar perdidas de calor, que nos llegue la humedad, poder tener mayor confort…

Esta parte del equipo suele estar menospreciado pensando que no afectan a nuestra seguridad o rendimiento, pero la realidad es muy diferente. Ya que si pasamos varios días durmiendo incómodos, perdiendo calor, con humedad… lo que va sucediendo es que nos vamos agotando y con el cansancio aumentan peligrosamente los riesgos de lesiones o accidentes.

De este modo podemos observar que esta parte de nuestro equipo cumple dos funciones:

  • Aislar del frío y la humedad
  • Aportar comodidad

La función aislante de estos objetos es más importante si cabe que la de la comodidad, ya que la perdida de calor con la superfice de la tierra (a pesar de estar en una tienda) hacen disminuir las prestaciones de nuestros sacos de dormir, de los cuales hablaremos más adelante.

El valor R del aislante

Este numero nos sirve para conocer la capacidad de aislamiento de nuestro aislante y suele venir indicado en las características del producto.

Este valor es el indicador que tiene el aislante para resisitir la circulación de calor. (R por la resistencia)

El mínimo es 1 lo podemos encontrar en aislantes sencillos, para situaciones livianas, en campings de verano… aunque no suelen ser recomendables.

A partir de 3.5 comienzan los valores para situaciones de invierno.

Pero hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea este valor por norma general más peso tiene el aislante/colchoneta.

Nota: Yo cuando voy de camping suelo llevar un colchón hinchable y debajo le pongo un aislante fino, para evitar aun más las perdidas de calor, evitar posibles pinchazos al colchón y tener mejor comodidad. Pero cuando se que voy a dormir en la montaña llevo solo un esterillo.

Tipos de esterillas de montaña

Hay que saber diferenciar los diferentes tipos de productos que podemos encontrarnos a la hora de elegir la esterilla, aislante y colchoneta para montaña o acampada.

De forma general debemos de fijarnos en tres factores:

  • Peso
  • Factor R (Aislamiento)
  • Acolchado (Comodidad)

Sopesando los tres factores frente a la actividad que vamos a realizar y las condiciones climatológicas, debemos de elegir nuestra opción adecuada.

No es lo mismo un vivac en la nieve en la cima de una montaña que en un valle en primavera cerca del mar. O que haya que hacer una ruta de trekking de muchos kilómetros que solo un paseo o acampar junto al coche.

Una vez que tenemos esto claro debemos de escoger el tipo de nuestro equipo que puede ser de tres formas.

  • Espuma (suelen ser las mas baratas)
  • Hinchables
  • Autohinchables (algunas cuesta la vida volver a guardarlas, por propia experiencia…)

Vamos a pasar a analizar cada uno de los tipos…

Aislantes de espuma

Son las más comunes, con el tiempo han pasado de ser simplemente planas a mantener diferentes capas, diseños y relieves para minimizar el peso, la comodidad y el aislamiento.

Ventajas:

  • Peso mínimo
  • Debido a su peso se pueden combinar con los otros tipo para aumentar el factor R así como proteger a la otra que suele ser más fragil.
  • Baratas
  • Duraderas, solo hay que preocuparse de limpiarlas cuando están sucias
  • Se pueden llevar fuera de la mochila
  • Sirven para sentarse, tumbarse a descansar…

Desventajas:

  • Ocupan mucho espacio, aunque suelen llevarse fuera de la mochila
  • Tienen un bajo factor R

Aislantes hinchables

Parecidas a las colchonetas de playa o los colchones hinchables (vale a los de lomonaco no, pero al resto sí), consisten en un interior hueco que se llena de aire, aunque a partir de aquí comienzan las diferencias.

Son las más cómodas debido a su grosor, y a mas grosor más comodidad pero mayor peso.

Este tipo de aislante ha tenido una gran evolución en los últimos años, ya que los fabricantes han añadido aislamiento de fibra que puede llegar hasta R 5, además los nuevos materiales han rebajado su peso.

Ventajas:

  • Su comodidad
  • Se pliegan muchísimo y ocupan poco espacio
  • Ligeras, pudiendo llegar a estar entre los 250g y los 500g
  • Algunos modelos llegan a tener un R de 5 para su uso en invierno

Desventajas:

  • Se pueden pinchar o rasgar, aunque se le pueden hacer pequeños arreglos en ruta
  • Suelen ser caras, sobre todo aquellas que son ligeras y resistentes
  • La humedad del aliento al hincharlas puede crear cristales de hielo que las desgaste o incluso rompa
  • Los cambios de temperatura pueden cambiar el volumen del aire creando sensación de que pierden aire
  • No se recomienda su uso directo con el suelo ya que pueden rasgarse o pincharse
  • Inflarlas después de una larga jornada suele ser algo tedioso y cansado, aunque siempre puedes llevar un inflador automático, lo que su pone más espacio y peso, por poco que este sea.

Colchonetas autohinchables

Son una especie de híbrido entre las dos anteriores, combinando la resistencia de las de espuma y la comodidad de la del aire.

El interior de estos aislantes esta formado por celdas de espuma con huecos para el aire.

De este modo al plegarlas se comprimen estas celdas expulsando el aire pero desplegarlas, la capacidad de recuperación de tamaño de las celdas de espuma hace la labor de succión a través de la válvula abierta haciendo que la colchoneta se hinche.

Ventajas:

  • Son cálidas para usar en invierno
  • Más resistentes que las hinchables, siendo difícil que pinchen
  • No hay sensación de perdida de aire
  • Mas cómodas que las de espuma
  • Más consistentes que las de aire
  • Más baratas que las hinchables (aunque no siempre)
  • Se puede regular las dureza con más o menos aire
  • Se autohincha

Desventajas:

  • Son más pesadas que las anteriores, pasando del medio kilo e incluso el kilo si hablamos de las de camping (aunque para camping ya os he dicho lo que yo hago)
  • Ocupan más espacio en la mochila, aunque hay alguna de gama alta que son pequeñas, hay que pagar un alto precio por ello.
  • Aunque tienen mayor resistencia que las hinchables tampoco es recomendable su uso directo con el suelo.

¿Que tipo de aislante escoger entonces?

Como he dicho más arriba hay que valorar, la actividad que se va a realizar, el tiempo, la intensidad, los kilometros… y de este modo encontrar el equilibrio entre comodidad, resistencia, valor R y peso que necesitemos

No obstante se pueden seguir algunas sugerencias que no normas para elegir la esterilla, aislante y colchoneta para montaña o acampada que vamos a necesitar.

  • Si viajamos en el coche, para hacer camping, sin problemas de espacio o peso, la colchoneta hinchable gruesa es la mejor opción
  • Si hay que cargarla en la mochila pero no esperamos malas condiciones, una autoinchable ligera o una hinchable con un tarp puede ser buena opción
  • Si la actividad es en verano y consiste en marchas largas con varias noches, una de espuma suele ser buena opción
  • En invierno la autohinchable suele ser la mejor opción, pero siempre con una de espuma como refuerzo

Leave a Reply

Responsable » Miguel Ángel López Torralba
Finalidad » Contactar conmigo y enviarte mi contenido.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatario » MailChimp, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy.
Derechos » Acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos cuando quieras.