La verdad sobre los free tour

Hace unos días publiqué la entrada sobre ¿donde me voy de escapada este fin de semana? en el vídeo hablaba sobre contratar un free tour.

Personalmente no estoy a favor ni en contra de este tipo de servicio, considero que cada viajero tiene que elegir su opción; hay que ver el dinero que tenemos, el tipo de ruta que queremos hacer…

Con respecto a los tours, he hecho rutas muy buenas, tanto de pago como gratuitas, y teniendo en cuenta mi economía por ejemplo en Berlín fui a un free tour para conocer por encima la ciudad y hacer luego mi ruta personal, y otro día fuimos con tour de pago al campo de Sachsenhausen.

Pero he visto rutas free que son bastante penosas y parcas, por lo que hay que tener en cuenta cuando se buscan que sean buenas, usar páginas de confianza… y aun así hay que tener claro que no son lo mismo que las empresas profesionales.

Con todo esto lo que quiero es presentar la primera colaboración en Photonomad, en este caso de Mari Carmen López García, una guía con más de diez años de experiencia y que ha trabajado tanto en el lado de los free como en las empresas de pago.

He tenido el honor de que me haya enseñado el Alcazar de Sevilla y el barrio de Santa Cruz, por lo que puedo decir que es toda una profesional.

Ella nos va a dar su visión sobre el funcionamiento de este servicio y nos abrirá un poco los ojos.



Cuántas veces planeando un viaje queremos hacer una visita a la ciudad, encontrar a un experto que nos enseñe todas esas cosas que no vienen en la guía de viajes. Seguro que muchos habéis pensado en los freetours, esa nueva moda en la que a cambio de una propina te hacen una visita guiada. Te diré algo: Cuando algo es gratis el producto eres tú.

Por eso quiero contaros como funcionan estos presuntos tours gratuitos, porque al final tienes que dar una propina que en la mayoría de las veces supera el precio de una visita guiada de pago.

Seguramente cuando hayas hecho la reserva te enviarán a un punto de encuentro donde te dividirán en grupos. Primer inconveniente, seguro que allí habrá 1.000 turistas que son tan listos (y tan tacaños) como tú y eso obligará a que tu grupo sea bastante numeroso. Imagínate, irás por sitios abarrotados de gente donde suele haber bastante jaleo. Menos mal que al final de la ruta no te hacen un examen porque de mucho no te vas a enterar.

Los freetours por lo general son largos, unas 3 horas mínimo, ¿Y eso? Te preguntarás, pues porque los freetours juegan al desgaste físico, como ya comenté el producto eres tú, los tours son largos con unas paraditas en el bar o cafetería con el que tienen convenio para que tomes un café o vayas al servicio. Te sorprendería la cantidad de gente que consume. Esa estratégica parada también sirve para vender otros productos, seguro que a tus manos llega un folleto con fantásticas excursiones que el guía ya te ha comentado. Esas son de pago, claro está.

La duración del tour responde también a otro oscuro objetivo, empatizar con el cliente, a más tiempo pases con el guía más colegueo habrá entre vosotros, seguro que es super enrollado/a, te cuenta detalles de su vida, mil anécdotas de la ciudad y habrá poca historia y arte, ¿que importa si un edificio es gótico o renacentista? y lo bien que lo estamos pasando!! Obviamente está todo estudiado. Incluso en las empresas más cutres de freetours hay una serie de códigos para ganarse al cliente: ser muy simpático, espontáneo y gracioso es lo más importante.

Bueno y llega el final del tour, el momento de aflojar. Entonces hará 4 horas que empezaste el tour, estarás cansado y el guía hará su discurso final apelando a la generosidad de sus clientes y al buen rollito que hay en el grupo. En ese momento dudas, piensas en que es gratis y terminas dejando casi siempre un billete por persona. Te diré algo: en los freetours se suele ganar bastante dinero, haz un simple cálculo, piensa en lo que tú le has dado y multiplícalo por la marabunta que te acompaña. Después piensa si tú ganas lo mismo al día.

Soy amante de la libertad que cada uno haga lo que quiera con su tiempo y dinero, pero ten en cuenta la próxima vez que una visita de pago puede ser 5€ más cara y que seguramente no intentarán venderte motos, Compras una visita y tienes una visita y el resto de tu tiempo pues para ti, que el estar de vacaciones no significa que tengamos que perderlo. Ya sabes en la época del capitalismo “nothing is for free

Mª Carmen López García

La verdad es que cuando lo piensas te das cuenta de que muchas de las cosas que cuenta suceden de verdad, y aunque no puedo permitirme pagar una ruta cada día que ando visitando una ciudad sí es cierto que pondré más atención e interés en contratar visitas guiadas.

¿Y tu que piensas?


Leave a Reply

Responsable » Miguel Ángel López Torralba
Finalidad » Contactar conmigo y enviarte mi contenido.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatario » MailChimp, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy.
Derechos » Acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos cuando quieras.