«No es lo mismo tomar una foto que hacer una foto» fue una frase que publiqué hace algún tiempo en Instagram, pero pasó algo curioso, una chica me dijo que eso era mentira que ella no tenía cámara reflex y que con el movil hacía fotos muy buenas.

Le intenté explicar cual es la diferencia que os pondré ahora aquí abajo, pero que no tenía nada que ver con el dispositivo con el que se hiciera la captura y ella seguía erre que erre e intentar explicarle la diferencia era como intentar explicarle a alguien de la generación Z como en los 80 y 90 se escuchaba música en unos Walkmans.

La cosa fue que al final ella me dijo algo que me llenó de curiosidad «Yo hago fotos con alma», bueno en realidad se dice que cuando se hace una foto tiene que contar una historia y pensé; «Oye lo mismo la chica hace unas fotos de la leche…» de modo que entré en su cuenta de instagram y lo único que había eran selfies de fiesta… Dejé de seguir contestándole, don’t feed the troll

La cuestión es que no es lo mismo tomar una foto que hacer una foto, pero ¿Cual es la diferencia entre las dos acciones?, pues veamos cada una por separado

Tomar una foto

Tomar una foto es simplemente apuntar y apretar el disparador, no requiere tener conocimientos de fotografía, composición… hasta un niño pequeño puede tomar una foto (Mi sobrina de dos años y medio lo hace con el movil de su madre)

No importa que tengas una mirrorless, una reflex, una compacta o un móvil. Creedme he visto personas con una reflex de más de mil euros disparando en automático. Incluso yo fui uno de ellos y no es malo, pero si quieres hacer buenas fotos, marcar la diferencia, tener tu estilo… tienes que aprender a hacer fotos, no a tomarlas.

Al tomar una foto, el usuario no considera reglas de composición, no controla los parámetros para que la fotografía no salga sub ni sobre expuesta, ni hay una expresión artística.

En esto hay que aclarar que aunque puedas creer que tu foto es artística o «tenga alma» por que a ti te guste no tiene por que serlo, existen unas reglas, unas normas que si bien se pueden romper, primero hay que conocerlas.

De hecho hay a muchos fotógrafos que cuando alguien les dice que toma buenas fotos se suelen molestar, ya que no se valora el trabajo que hay detrás de ese click que todo el mundo puede hacer, afortunadamente, hoy en día.

Hacer una foto

Hacer una foto es algo más que apuntar y disparar, hay que tener en cuenta muchos factores como la luz, el encuadre, el objetivo de la instantánea, los parámetros, la creatividad…

Hay muchos tipos de fotografía y no todos tienen que gustarnos, por ejemplo, a mi no me gusta la fotografía subrealista o que se modifiquen con photoshop (No es lo mismo un procesado o revelado digital, que cambiar la foto en photoshop), pero eso es mi opinión solamente.

La cuestión es que para hacer una foto se requieren conocimientos que se pueden adquirir de leer, ver vídeos, de compañeros que te expliquen cosas nuevas… pero sobre todo de disparar, disparar y disparar.

Yo veo hoy en día veo fotos mías de hace solo un año y no me creo la evolución que he tenido, en aquella época eran mis obras de arte, hoy en día les veo tantos fallos que las desecharía, pero supongo que dentro de un año me pasará igual.

Recuerda que la maquina no importa, importan tus conocimientos, tus intenciones y que…

«Tus primeras 10000 fotografías serán tus peores fotografías» -Cartier Bresson-

Y tu, ahora que sabes que no es los mismo tomar una foto que hacer una foto, ¿Que prefieres hacer?¿Tomarlas o hacerlas?