Preparando el Camino de Santiago

He querido hablar sobre lo que es el Cámino, lo que significa para mi y lo que me ha motivado, los miedos que tengo, como me estoy entrenando, que ideas tengo… y tras leer mucho sobre el camino, sobre la ruta, de hablar con gente que lo ha hecho hasta cuatro veces y una de ellas desde Córdoba, que estamos deacuerdo que la Vía de la Plata no es el Francés desde Roncesvalles, pero tiene lo suyo… he decidido hacer esta entrada y las demás como pistoletazo de salida del blog…

Motivaciones para hacer el camino de Santiago

Es muy extraño ya que mis motivaciones no son religiosas, ni turísticas, ni culturales, pero al mismo tiempo tiene un poco de todo, es algo muy extraño

Desde que era pequeño cuando estaba en los Scouts, me encantaba andar por el campo, hacer rutas… e hice algunas muy interesantes, pero siempre me llamó la atención el Camino, aunque nunca plantee hacerlo.

Ya de adolescente me dije, cuando termine COU lo hago, pero con esa edad al terminar me dijeron «disfruta este verano, que ahora viene la universidad»

Y despues de mi fracaso universitario, los trabajos precarios, la falta de tiempo y dinero… los años fueron pasando y las ganas de recorrer la ruta Xacobea se durmieron…

Todo eso fue hasta que hace como un año mi vida cambió, fui a trabajar a otra ciudad, me quede soltero y vivía solo, y es en esos momentos cuando parece que todo esta perdido que las ganas de aventura vuelven a renacer, y esta vez te das cuenta que no puedes darles de lado.

Madrid, Sevilla, Málaga y Berlín han sido algunos de los destinos de este año, pero había algo que tenía dentro y al final rompió. Santiago.


Mi motivación, como ves, no es algo religioso, ni turístico, ni cultural, pero al mismo tiempo es todo ello, es una llamada, una necesidad y la verdad es que me he sentido bastante solo en esta aventura, he intentado que muchos vinieran conmigo pero solo he encontrado escusas como:

¡Estas loco!, ¿Vas a hacerlo solo?

En lugar de irte a la playa, ¿vas a irte a andar?

¿Tu primer verano solo y vas a hacer eso?

Bueno, la verdad es que me he dado cuenta de que solo aquellos que quieren hacer el camino están dispuestos a dejar atrás las comodidades de unas vacaciones, y si os digo la verdad, aun sabiendo que no estoy preparado para hacerlo, lo que más lamento es no hacerlo completo y empaparme de toda la experiencia.

De modo que no tengáis nada de reparo en ir al Camino de Santiago si de verdad lo necesitáis y no importa la motivación, igual respeto tiene aquella persona que lo hace por deporte como por religión… lo que si debe de haber es respeto.

No os voy a negar mi miedo a mi elección debido al tiempo y el dinero que podía gastar. Desde Sarria, eso que muchos llaman la romería, y me duele mucho, por que tengo miedo de que no vaya a vivir una experiencia real, aunque es cierto eso que dicen muchos sobre que cada peregrino hace su propio camino… lo cual nos lleva al siguiente punto…

¿Como preparar el Camino de Santiago?

Cómo ya os habréis dado cuenta esto no es una guía al uso, es un diario de experiencias y así es como quiero que sea, no pretendo daros un recetario, aunque a veces lo parezca…

Habla con alguien que lo haya hecho antes

Para mi, lo más importante cuando empecé a sentir la llamada fue hablar con alguien que tuviera experiencia y lo haya hecho, por que si hablas con aquellos que solo piensan en el fin de mes, en las vacaciones o en la discoteca de moda, no lo vas a hacer nunca, ya has visto las escusas…



Yo por suerte tenía a mi tío, todo un ejemplo de superación. Hace unos años sufrió una operación en la que tuvo que pasar todo un año en cama mientras su cuerpo aceptaba una columna vertebral de titanio…

Prometí en la cama que si me recuperaba y volvía a andar, iría a Santiago.

Y a día de hoy que estoy escribiendo estas líneas ya lleva cuatro veces…

Creo que es la única persona con la que he hablado que me entiende, tanto lo bueno como lo malo, y me anima a hacerlo y que me prepare por que no solo lo voy a hacer una vez…

La realidad de hablar con alguien que ya lo haya hecho es muy simple. Te va a aconsejar, te dirá trucos, secretos y algunas triquiñuelas que solo da la experiencia y ofrece una terraza de un bar con una buena cerveza de por medio en una conversación.

Ha sido el quien me dijo por primera vez…

No lleves algo por si acaso, los por si acaso pesan.

Me explicó que ropa llevar, incluso el calzado, tres tipos por raro que os parezca… (os los explicaré en como preparar la mochila),

También me dijo que hablase con la gente, con los lugareños, que me hiciera uno con el camino y lo que me ofrecía, que no me preocupase por hacer el mínimo, que ya tendría tiempo de hacerlo más largo, aunque a eso también he puesto algo de remedio, y sobre todo aquello de:

Haz la mochila empezando por tus pies y terminando por tu cabeza, luego deshazla quita cosas y vuelve hacerla, hasta que no puedas quitar más cosas.

Pero no solo eso, también me dijo que debía de llevar unos tubitos de silicona de compeed para los dedos de los pies, cuando sintiera el roce, aguja, hilo, tiritas… y otra gran frase que a él le dijo un sacerdote la primera vez:

Esto es una peregrinación y no una penitencia

A decir verdad a mi tío le preocupa sobremanera, conociéndome, que  lleve mi mochila todo el tiempo, y me ofrece la opción de llevar dos, una grande con todo y otra dentro pequeña para las marchas de cada día… y la verdad que se que tiene razón, pero estoy seguro que al menos un día la llevare entera conmigo… (lo se… pero no puedo evitarlo)

Entrenando para el Camino

Entrena…

Parece una broma pero es la realidad, muchos te dirán, «no lleves botas nuevas» y es algo que yo también te digo pero igual que tienes que domar tus botas, tienes que domar tu cuerpo, camina durante al menos 30 días antes todos los días, empieza por poco peso y luego ve cargando tu mochila, yo aunque uso una app (endomondo), para saber la distancia, calorías perdidas… luego lo apunto en un cuaderno, así voy teniendo un registro con todo lo que he hecho.

De hecho a la hora de empezar a entrenar pesaba 114 kilos, quiero volver a pesarme antes de irme y de nuevo cuando vuelva, a ver si he perdido algo de peso…

Volviendo a las botas, he de decir que yo me he visto obligado a comprar unas nuevas, a dejar a mis viejas compañeras atrás, ellas que han recorrido tantos caminos conmigo, que estuvieron a mi lado en Stoneghe, Oxford, Berlín, Cambridge, en los acantilados de de Dover, en las sierra de Córdoba y que durante 5 años no me dieron ni una sola rozadura ni mucho menos ampollas…

Santiago ha querido cobrárselas antes de ir… pero dándome el tiempo necesario para domar unas nuevas, pero quiero llevar los cordones de mi viejas amigas para dejarlos como ofrenda.

Por otro alado aprende a usar los bastones, parece que es mentira pero serán tus otras piernas, dándote puntos de apoyo cuando pierdas el equilibrio y haciendo que la mochila pese menos cuando lleguen las cuestas…


La mochila

Aquí es donde yo estoy teniendo más dificultades, tengo mi mochila tactica de 50 litros y una de 20, en realidad pensaba llevarme las dos, una para que me la lleven de albergue a albergue y la otra para caminar cada día, aun no he he decidido que hacer; si llevar la mochila grande o la pequeña, pero creo que por ser la primera vez y no haber tenido todo el tiempo que se requiere no es malo optar por usar el servicio de envío de mochilas.

La cámara

Este está siendo uno de mis mayores dilemas, reflex, móvil, cámara compacta…

En un principio pensé en llevar la reflex, pero el volumen, el peso, la incomodidad a la hora de andar con ella durante 20km… y sobre todo el pensar que tenía que estar pendiente de ella, y que se podía caer, llevar un golpe, mojarse… me hicieron descartarla.

El móvil, bueno es obvio que lo tengo que llevar, para estar en contacto con la familia y decir que estoy bien, llevar el gps… pero es eso precisamente lo que me preocupa, la batería, no se en cuantos sitios podré cargarla… aunque haya conectado con fotos de google para el almacenamiento.

Una cámara compacta, el problema que las que tengo no se a que nivel de resolución trabajan y no puedo verlo hasta un par de días antes de irme que iré a Córdoba y miraré como es la de mi padre, de modo que voy a esperar a verlo.

Aunque para mi la mejor opción por calidad es la reflex por seguridad y comodidad es el teléfono pero creo que optaré por llevar el móvil  y la compacta.

 

Leave a Reply

Responsable » Miguel Ángel López Torralba
Finalidad » Contactar conmigo y enviarte mi contenido.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatario » MailChimp, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy.
Derechos » Acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos cuando quieras.