Camino de Santiago Vía de la plata | Guillena – Castilblanco de los arroyos

By 27 octubre, 2019Camino de Santiago

Nos levantamos a las 7:30 de la mañana, Petter, nuestro hospitalero ya andaba por allí pensando que nos habíamos quedado dormidos, pero estábamos casi listos, de modo que desayunamos y comenzamos el camino de nuevo.

Recorrimos algunas calles de Guillena para bajar al río y cruzarlo por un vado que por un camino de tierra nos llevó hasta el polígono industrial del pueblo que hay que cruzar, pero es bastante pequeño y de este modo tomar una vía de tierra.

Nosotros nos topamos de frente con una carrera de trial con unos 200 corredores, lo cual hizo que tuviéramos que pararnos más de lo que hubiéramos querido por nuestra cuenta, pero les dejábamos pasar.

 

Vídeo Camino de Santiago Vía de la plata | Guillena – Castilblanco de los arroyos

En este primer tramo camino hay que tener cuidado, los surcos del agua de arroyada son bastante profundos y pueden dar algún susto si no vas pendiente. Además si llueve el terreno está embarrado y el barro se agarra al calzado como si fuera una lapa, lo cual dificulta más el andar.

Pero esta situación cambia bastante rápido y el terreno mejora y se endurece, eso sí, sin dejar de subir, pero no es una subida molesta, de hecho ninguno de nosotros sufrimos fatiga después de los 20km de ruta.

A lo largo de la subida mientras te cruzas con ciclistas, nosotros íbamos escuchando los disparos de los cazadores, lo cual hace que tengas que ir con precaución, pero si no te sales del camino no hay peligro.

Esa subida que marca toda la etapa, nos lleva a recorrer diferentes paisajes, desde los campos de olivos a varias dehesas mediterraneas, haciendo esta etapa mucho más atractiva que la anterior.

A lo largo de la misma debemos de cruzar tres alambradas que permiten el paso y como a mitad de la misma hay un cartel que indica que hay cerca una fuente de agua de pozo.

Para acceder al agua hay que entrar en una finca y avanzar unos 50 metros por ella, pero esta permitido el paso. El problema está en que el agua, al menos cuando yo la probé, sabe demasiado a cobre y decidí no rellenar mis botellas.

También se cruza un cartel cuando aun quedan 7km para el fin de la etapa donde te pone la distancia que queda a Santiago, y aunque parece una tontería esas son las cosas que tiene el camino, esos detalles que te llenan, el ver como sigues avanzando.

Los últimos kilómetros son junto a la carretera, hay un sendero a la derecha de la misma que permiten caminar seguros. A nosotros nos lo indicó un conductor por señas.

Aun quedan 4km en este camino hasta que por fin se llega al pueblo, donde recibe al peregrino un monumento a Cervantes y las Doncellas.

Si se baja por la calle de la derecha se encuentran algunos bares, muchos de ellos con menú del peregrino de lunes a sábado, el domingo como llegamos nosotros, ajo y agua, aunque los precios no están muy mal.

Hay que avanzar aun unos metros más y detrás de la gasolinera se encuentra el albergue publico que tiene dos terrazas y algunas literas en una habitación común, con unas vistas geniales del pueblo.

El coste de este albergue es de donativo, de los cuales ya no se encuentran muchos, así que hay que mantenerlos lo mejor posible. Además hay que tener en cuenta que cierra el 1 de noviembre hasta abril, de modo que si quieres quedarte aquí tienes que contar con ello.

Nosotros no nos quedamos, aquí terminaba la primera fase de nuestro viaje, el prologo por así decirlo, desde aquí volvimos a Sevilla y lo dejamos todo listo para retomar el camino desde aquí, ahora es cuando la cosa se complica de verdad…

Mapa de ruta Camino de Santiago, Vía de la plata

Leave a Reply

Responsable » Miguel Ángel López Torralba
Finalidad » Contactar conmigo y enviarte mi contenido.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatario » MailChimp, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy.
Derechos » Acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos cuando quieras.