Hace tiempo que estaba buscando hacer esta ruta, un camino que uniera la parte de Santa María de Trassierra con Las Jaras, o en su defecto con los puentes romano y árabe, desde los cuales subir al pantano de La Encantada y Los riscos.

En un principio la ruta iba a ser circular, la idea era ir por la margen del río hasta los mismos puentes pasando por lo arenales, lugar donde el río se ensancha y pueden verse muchas aves.

Pero no pudo ser, aunque llegamos algo más allá de la desembocadura del arroyo del Bejarano, que fue una pena por que estaba seco, algo que no sucede en décadas, el camino estaba imposible de recorrer, aunque pudimos hacer fotos como estas:

Decidimos volver y tomar la pista que lleva directamente a los Arenales para unir las dos zonas, cosa que logramos en unos cuantos kilómetros antes de tomar una vereda junto al río para llegar a los puentes.

El primero es el puente romano del Siglo primero, y que ahí sigue en pie.

Este puente no esta sobre el Guadiato sino sobre el Guadalnuño, un arroyo que recoge el agua de diferentes torrentes y que en otoño e invierno suele llevar agua, pero que en verano solo tiene algunas charcas donde bajan algunos animales a beber dejando sus marcas como testigo de su presencia.

Siguiendo un poco más adelante se llega al puente Árabe, este si sobre el Guadiato pero perdió un ojo hace muchos años y es imposible cruzarlo, aunque es un lugar conocido por senderistas que llegan hasta aquí.

Durante el camino de vuelta, con el sol golpeando sobre nuestras cabezas pudimos comprar agua en el restaurante que se encuentra en el puente de los Arenales, lo cual nos vino muy bien, y cuando nos encontrábamos de nuevo en la zona del Guadiato a su paso por las buitreras muy cerca de los Baños de Popea nos encontramos con un espectáculo que solo estos animales te pueden ofrecer.

Estaban volando a la altura de las rocas y escuchábamos las crías graznando… algo que te deja sin palabras

Ya solo nos quedaba la gran subida de cien metros en menos de un kilómetro que lleva a los alrededores de la barriada, pues aunque sorprenda toda esta ruta esta dentro del municipio cordobés.

Llegamos al pueblo donde no pude dejar de meter la cabeza debajo de la fuente para refrescarme antes de parar en el bar y comer algunos platos típicos de la ciudad.

Y bueno, finalmente ¿qué mejor que dejaros el vídeo de la ruta para que la disfrutéis?