Serpientes venenosas en España

Muchas veces he escuchado a personas que han ido muy poco a la montaña eso de; «Aquí no hay serpientes venenosas» bueno yo recuerdo en contra partida una frase de los abuelos de mi pueblo que rezaba algo así; «Si la víbora viera y el alicante oyera, no hay quien al campo subiera» aludiendo a que la víbora se supone ciega y a culebra bastarda (el alicante) que la consideran sorda.

Pero más allá de creencias populares o «urbanitas», hay que considerar que en nuestro país, España, hay principalmente 5 especies de serpientes venenosas…

Vipera áspid o víbora del pirineo

Su habitar se encuentra en bosques de coníferas, pastizales subalpinos y bosques frondosos, encontrándose en el sector nororiental desde Barcelona al norte de Burgos, el valle del Ebro y los tramos altos del sistema ibérico septentrional.

Se le puede encontrar en terrenos rocosos y soleados, bosques abiertos y matorrales generalmente por encima de los 2000m de altitud

Se alimentan, cuando son jóvenes, de otros reptiles, y de adultos de roedores.

Son ovoviviparas, lo que significa que la hembra incuba los huevos en su interior hasta que nacen las crías, de hecho las hembras suelen ser mas vulnerables en estos periodos de incubación al ponerse al sol y estar más expuestas y los machos cuando ocurren los rituales de apareamiento que se exponen en su búsqueda de hembras.

Miden hasta 85cm de longitud, haciéndola la serpiente más venenosa de todas las que habitan nuestro país.

Tiene el hocico un poco levantado, la pupila vertical y la cabeza triangular.

Vipera latastei o víbora hocicuda

Es la más frecuente en nuestro país, siendo por ello la que más ataques a humanos registra, aunque el veneno es el menos toxico de las tres víboras de nuestro entorno, aunque puede ser peligroso para niños, personas de edad avanzada o con problemas de salud.

Se suele encontrar en zonas de matorales, pastizales, muros de piedra, bosques y zonas rocosas secas.

Puede llegar a alcanzar los 75cm de longitud, es ovovivípara, de hábitos diurnos y nocturnos en verano, al tiempo que su mayor número de avistamientos es en septiembre.

Su alimentación es muy parecida a la de la víbora del pirineo, pero añaden a su dieta escolopendras, escorpiones y todo un abanico de artrópodos.

Vipera seoanei o víbora cantábrica

Ocupa el norte de la península Ibérica, con un venenos al más fuerte que el de la hocicuda.

Pueden llegar a medir 75cm pero generalmente rondan los 45 a 50 de media alimentándose de roedores, insectos, aves, reptiles y hasta anfibios… cazando al acecho.



Malpolon monspessalunus o culebra bastarda

Es la serpiente más grande Europa pudiendo alcanzar los dos metros y medio de longitud, pudiéndose encontrar en toda la península menos en el norte, en zonas de matorral bajo, cultivos, espacios abiertos soleados…

Su veneno es mucho menos potente que el de la víbora, y a diferencia de está que tiene los colmillos en la parte delantera, la culebra bastarda los tiene en la parte trasera de la boca, por lo que es muy difícil que una mordedura de esta serpiente inocule su veneno, aunque suele ser muy dolorosa.

Es la serpiente que mejor se adapta al medio, incluso en hábitats humanos, razón por la cual se la ha perseguido mucho en ambientes rurales, al considerarla una plaga y un peligro para los animales de corral, pero esto unido al gran número de ellas que son atropelladas, pues se desplazan muchas veces por carreteras, no han hecho disminuir su número y de hecho son la especie predominante entre los ofidios españoles.

Los machos son territoriales y defienden su terreno contra los intrusos, sobre todo en épocas de celo.

Su alimentación supera los 30 tipos de presas entre insectos, otros reptiles, anfibios, crias de aves y pequeños mamíferos.

Macroprotodon brevis o culebra de cogulla

Es el ofidio más pequeño de nuestro país con una longitud máxima de unos 50cm y la culebra más escasa, encontrándose principalmente en el cuadrante sur occidental.

Sus habitats suelen ser pastizales al borde de arroyos, dolinas de sierras calizas, claros de bosques o dehesas donde haya rocas.

Es un cazador de acecho como la víbora cantábrica, alimentándose de presas de tamaño relativamente grande inoculando el veneno con los colmillos posteriores.

Solo la mitad de las hembras se reproduce anualmente, esto unido a la proliferación de jabalíes, la creciente aridez y a que solo ponen de media 4,2 huevos de media, hace que sean muy vulnerables a sucesos imprevistos para mantener su número.

Se alimentan de otros reptiles como eslizones o culebrillas ciegas.



Conclusiones

Por norma general las serpientes se alejan de las personas, por lo que si te encuentras con alguna aléjate y seguirá su camino.

Además en España todos los reptiles están protegidos por ley, por lo que no hay que molestarlos…

Con este artículo espero que aquellos que piensen que no hay serpientes venenosas en España abran los ojos ante la sensación de seguridad absoluta que tienen cuando van a zonas rurales y que todos respetemos un poco más nuestra magnifica fauna.

*las fotos de este artículo no me pertenecen y han sido obtenidas de wikipedia.

 

 

Leave a Reply

Responsable » Miguel Ángel López Torralba
Finalidad » Contactar conmigo y enviarte mi contenido.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatario » MailChimp, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy.
Derechos » Acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos cuando quieras.