Via ferrata Benalauría

By 3 junio, 2019Senderismo y +

Hay cosas que comienzan como un reto, y está fue una de ellas; «¿por que no hacemos una via ferrata?» preguntó alguien y yo ni corto ni perezoso y sin tener mucha idea de donde me metía dije «vamos», instantes después al saber donde me había metido comencé a preocuparme un poco, pero luego pensé:

Las mejores cosas de la vida se esconden detrás de miedo…

Así que lo único que pedí a mis compañeros de aventura, fue un poco de cabeza y que escogieran una ruta sencilla para empezar y así fue… pero antes…


¿Qué es una via ferrata?

Vale no me voy a poner técnico, pero básicamente es un camino vertical y horizontal con grapas, presas, cadenas puentes colgantes de todo tipo que tienes que recorrer enganchado a una línea de vida con unos mosquetones y un arnés, pero ojo que aunque la seguridad es alta como te caigas te vas a dar un buen golpe contra la pared en la que estés enganchado así que es mejor no hacer el idiota.

La línea de vida donde se enganchan los mosquetones de seguridad tiene un trazado y para el disipador de energía también se suelta cuerda así que hay que tener cuidado con lo que se hace… eso sí la experiencia es fantástica.


Via ferrata de Benalauria

Como os he contado mis compañeros y yo decidimos hacer via ferrata Benalauria de unos 90m de recorrido y de categoría k2 (la dificultad va hasta la k6), de reservamos plaza con una empresa especializada para tener seguro, equipo y monitores que nos guiaran.

Consejo Nómada: si no estás preparado, no sabes hacer algún deporte de aventura y no tienes equipo, contrata a una empresa especializada, ellos te cobraran un precio justo, tendrás un seguro y equipo listo para practicar y adentrarte en esa actividad de forma segura.

En el camino al punto de encuentro con los monitores íbamos todos bastante nerviosos, sobre todo aquellos que no habíamos practicado nunca un deporte de este tipo, pero al mismo tiempo con muchas ganas de probar.

En el punto de encuentro nos dieron el equipo y empezamos el ascenso aun en coche hasta la cima de la montaña, un camino estrecho y sinuoso que no deja de ascender para llegar un llano empedrado donde dejando lo vehículos atrás aun queda andar unos cientos de metros hasta el principio de la vía, mientras disfrutamos de unas vistas que alcanzaban hasta el peñón de Gibraltar dibujándose en el horizonte.

Trepando por una senda entre las rocas, llegamos entonces al inicio de la aventura propiamente dicha, donde los monitores dan las últimas instrucciones como que debemos de dejar dos tramos de seguridad entre cada participante y como cambiar los mosquetones en la línea de vida.

Comenzamos a ascender, y mientras los primeros comienzan a trepar los demás aprovechamos para hacer fotos, y puse emocionado mi cámara deportiva a grabar esperando tener unas tomas impresionantes…

Entonces llega el momento, llega tu turno y empiezas a escalar, a trepar por las grapas ancladas en la pared, y en verdad me sentía seguro, al menos en esos tramos iniciales, las vistas impresionantes, las fuerzas empujadas por la adrenalina y los movimientos de cambio de mosquetones en cada tramo de la línea de vida se iban mecanizando.

Se llega entonces a un pequeño tramo de descanso antes de entrar en una sima por una grieta de forma horizontal antes de volver a ascender, y fue en este ascenso donde mi fiel compañera que iba grabando cada uno de mis movimiento desde mi muñeca recibió un golpe contra la roca desencajando la pieza que la sostenía a mi brazo y cayendo al vacío perdiéndose para siempre y haciéndome recordar donde estaba.

Desde la sima ascendiendo hasta un pequeño desplome, lugar donde las grapas están en una especie de panza de la roca, la cosa se pone dura, pues la comodidad del ascenso vertical desaparece y tienes que hacer fuerzas con todo tu cuerpo, pero si se tiene un poco de maña se supera fácilmente para afrontar el primer puente mono de tres cuerdas.

Este momento es el más complicado de toda la ruta, tienes que anclar tu arnés con los mosquetones en los cables superiores y ahora poniendo los pies en el cable inferior y tus manos en los superiores, comenzar a avanzar por medio de la garganta mientras el viento te golpea y ves que estas suspendido por tres cables que aunque son seguros impresionan muchísimo.

Yo clavé la vista en un punto al otro lado y crucé sin pensar en mucho más que en mi punto… y la verdad que salió bastante bien.

Después de esto la vía ya solo tiene un pequeño ascenso y otro puente mono hasta el otro lado aunque en este es mejo enfocarse hacia el exterior de la montaña por que los cables basculan en esa dirección y es mas facil moverse.

Recuerdo llegar al final donde los compañeros que me precedían me esperaban y felicitarnos todos por una nueva aventura conseguida… Aunque no terminamos allí el día, pero eso es otra historia…



Conclusiones

La experiencia es una pasada, aunque quien este acostumbrado a hacer vias ferratas la tomará como un nivel muy bajo, si es la primera que haces creo que es excelente.

La adrenalina, las vistas, la experiencia, el tener que tener la concentración cuando te desplazas… todo ello es algo que personalmente me ha encantado.

Desgraciadamente para mi lo peor fue perder la cámara, tenía mucha ganas de grabar la aventura, hice algunas tomas chulísimas, pero me puse la muñequera en el brazo izquierdo y siendo zurdo es el brazo que uso para engancharme a los escalones cuando teníamos que esperar y la tragedia estaba escrita…

Pero a todo el mundo le recomiendo que si tiene la oportunidad haga una de estas rutas, una via ferrata te da las sensaciones que puede tener un escalador frente al viento, la altura… sin tener que tener sus cualidades físicas o sus habilidades y eso era una de las cosas que yo iba buscando.

Leave a Reply

Responsable » Miguel Ángel López Torralba
Finalidad » Contactar conmigo y enviarte mi contenido.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatario » MailChimp, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy.
Derechos » Acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos cuando quieras.