Albarracín

By 26 enero, 2021España

Recuerdo la primera vez que vi una foto de Albarracín, me pareció un lugar sacado de un cuento, algo que cruzaba la edad media occidental con la Gran Muralla China. Sabía que tenía que ir…

Y fuimos para celebrar mi cumpleaños, el mismo día que subimos el Mogorríta pasando por el nacimiento del río Tajo, donde hace tantísimos años estuve de campamento y pude ver como ha cambiado la zona…

Llegamos a Albarracín, una villa increíble de casas de color adobe y madera como en la edad media. Solo ya pasear por sus calles es digno de elogio, cuestas, escaleras, cruces extraños, encrucijadas…

Pero hay algo que llama la atención y es la cantidad de botellas de plástico con agua que los vecinos ponen todas las esquinas y rincones para intentar evitar que los perros hagan sus necesidades allí, de modo que si eres turista y pasas por allí con tu perro, piensa en que hay más personas que quieren disfrutar de la ciudad y recoge los regalitos…

El mayor atractivo sin duda de todo Albarracín es su muralla que llega a recordar a la Gran Muralla China, no en vano le dicen la Muralla China de España.

Como es normal no pudimos evitar la tentación, es más, estaba en el plan, de subir a la muralla, disfrutando de un día fantástico mientras muchos otros turistas nos rodeaban sobre todo en la zona de la torre. Lo cual me recuerda (no vengáis aquí con zapatos de calle!!!)

Nosotros nos acoplamos en una zona donde el acceso era algo más complicado y celebramos allí mi cumpleaños con una tarta de chocolate y viendo la tarde pasar frente aun paisaje digno de una pelicula.

De hecho Albarracín ha sido escenario de algunas películas entre las que cabe destacar Conan el Barbaro (es una de mis favoritas), lo cual me hizo mucha gracia al darme cuenta.

Pero como digo este pueblo de unos dos mil habitantes es mucho más que su muralla, pues su catedral es preciosa (aunque no pudimos entrar dentro debido al COVID), la plaza del ayuntamiento que te transporta a otra época, sus callejones, las vistas de los miradores y no podemos dejar atrás su gastronomía con esos chorizos de «venao» y jabalí o sus cecinas…

Fue una tarde inolvidable que se quedará guardada en en mi retina y en mis recuerdos, pero nuestro viaje continuaba y aun había muchas cosas por ver y por hacer durante aquel puente…

Leave a Reply

Responsable » Miguel Ángel López Torralba
Finalidad » Contactar conmigo y enviarte mi contenido.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatario » MailChimp, mi proveedor de email marketing, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy.
Derechos » Acceder, rectificar, limitar o suprimir tus datos cuando quieras.